Maria Julia Jimenez Martin

Biografía

Nací en Baleares en 1968 por motivos laborales de mis padres; a los 6 meses se trasladaron a vivir a Manresa, ciudad que dejé a los 21 años por motivos laborales para trasladarme a Barcelona, donde sigo residiendo en el barrio del Guinardó.

Estudié Bachillerato y COU. A los 20 años aprobé unas oposiciones para trabajar en una multinacional de la telecomunicaciones, en la que sigo trabajando actualmente como operador de comunicaciones.

Cursé estudios de francés en la UAB (delegación de idiomas) hasta el nivel medio (C1).

Políticamente milité en los inicios de EUiA, partido que abandoné por discrepancias con la línea política. He participado siempre en todos los movimientos del “No a la guerra” desde los años 90; me considero una persona pacifista y la violencia y las guerras nunca son una solución.

En la empresa milité activamente en las organizaciones sindicales, entendiendo que los y las trabajadoras sólo podemos defendernos organizadas. Fui delegada del comité de empresa durante 6 años por CC.OO. En el año 2003 fundé junto a otros compañeros y compañeras el sindicato co.bas, al entender que CC.OO. había dejado de ser una herramienta útil para la defensa de las condiciones laborales de los y las trabajadoras. Actualmente soy miembro de la Coordinadora Estatal de co.bas y delegada del comité de empresa.

Defensora a ultranza de la escuela pública, he colaborado en el AMPA y Consells Escolar de la escuela de mis hijos.


Motivación

Con la aparición de Podemos, volví a tener ilusión por construir una verdadera herramienta política, válida para defender las demandas de las clases populares y luchar por la eliminación de la desigualdad entre las diferentes capas de la sociedad.

Participé en el anterior CCM y soy miembro activo del Círculo de Horta-Guinardó.

Consciente que la precariedad laboral y la pérdida de condiciones laborales es una constante en nuestros días, mi motivación principal en la participación en Podemos es darle ese rasgo de clase trabajadora, para que las políticas en defensa de éstas se pongan en el centro de las actuaciones. Por otro lado, ofrecer mi experiencia de años en defender los derechos de los y las trabajadoras, y concienciarlos de que solamente organizados y organizadas podremos defendernos en un sistema económico como el que vivimos, en el que las desigualdades sociales y la avaricia por amasar fortunas son la marca insignia de éste. También, como motivación en el partido, me inquieta la búsqueda de soluciones para ampliar la participación de la ciudadanía en los Círculos, como arma de empoderamiento de ésta.